¿De dónde viene la palabra jamón? ¿Cuál es su origen?

El jamón es uno de los alimentos más preciados de nuestra gastronomía, y es reconocido internacionalmente gracias a su sabor, aroma y propiedades nutricionales. El jamón lleva siglos formando parte de nuestra dieta, pero ¿cuál es su origen etimológico? ¿de dónde proviene la palabra jamón?

Hoy en Jamón Puro Bellota, Tienda de Jamón Ibérico y de Bellota Online, echamos la vista atrás, muy atrás, y descubrimos el origen etimológico de la palabra ‘Jamón’. Quédate con nosotros, será divertido.

El origen de la palabra JAMÓN lo encontramos en el griego, más concretamente en el término Kampé, que significa curvatura o articulación curvada de un miembro, o corvejón de una pata de animal. El término evolucionó y pasó al latín clásico convirtiéndose en el término camba, utilizado en el latín vulgar para referirse a la pata o pierna de animales o personas.

La evolución del latín en diferentes lenguas romances dio lugar a un cambio en el término camba, que evolucionó a la voz fonética gamba, que no está relacionado con los crustáceos marinos que tanto nos gustan. La relación es que gamba en italiano es pierna.

El paso de los siglos supuso una evolución en el término que acabaría por llegar a España procedente del francés romance. Bajo el significado de pata o pierna en francés, el término jambe se usó de forma generalizada en Francia. La palabra evolucionó y ya en el siglo XIII la palabra pasó a convertirse en jambon, que significa jamón en francés.

¿Y qué hay de su llegada a España? Pues según los escritos, parece que la primera vez que se escribió la palabra jamón fue en 1335. De hecho, parece que la palabra jamón no se generalizó demasiado en nuestro país hasta más adelante, sino que se usaba la palabra pernil para referirse a la pieza completa del jamón. Pernil es un término que procede del latín y que se entiende como la parte comestible del muslo de un animal.

Según cuentan, parece que la palabra pernil no tuvo mucho éxito de acogida y fue poco a poco quedando relegada a un segundo plano ya que la palabra jamón fue la que se popularizó más. De hecho, actualmente pernil se utiliza más bien en ambientes ruralizados y en el catalán, ya que pernil significa jamón.

Por lo tanto, nuestra palabra “jamón” no evolucionó directamente del latín al español, sino que entró en nuestra lengua a través del francés.

¿Conocías esta historia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *