¿Qué hacer con un jamón blando o poco curado?

Si tienes en casa un jamón blando o poco curado, darlo por perdido no es una opción, ya que puedes tomar una serie de medidas para mejorar su estado y acelerar, en cierto grado, su curación. Aunque debes saber que arreglar un jamón poco curado en casa es una tarea más que complicada.

En Jamón Puro Bellota, tu Tienda de Jamón Ibérico y de Bellota Online, te damos las claves para aprovechar un jamón blando o poco curado.

Proceso de curación del jamón

Si eres seguidor habitual de nuestro blog, seguro que has escuchado hablar alguna vez de los estrictos controles de calidad a los que se someten las piezas ibéricas de jamón antes de salir al mercado. Pero aún así, haremos una breve introducción para entrar en materia.

Todos los jamones ibéricos pasan por un estricto control de calidad que determinan que una pieza está lista para salir al mercado. Esos controles son los que otorgan el reconocimiento de piezas ibéricas, por eso siempre es recomendable ir a lo seguro y comprar jamones ibéricos puros de bellota de los cuales sabemos con certeza que su calidad es excepcional. Si compras un jamón ibérico en nuestra tienda, esto no te pasará.

Como ya hemos explicado en artículos anteriores, el maestro jamonero de cada casa es el encargado de supervisar todas las piezas a través del calado.

La cala del jamón es una técnica de control de calidad que consiste en utilizar una cala (una especie de punzón) para hacer incisiones en puntos estratégicos de la pieza del jamón para verificar que se encuentra en un buen estado de maduración para de salir al mercado.

Solo las narices más expertas son capaces de analizar a través de su olfato el estado real de la pieza, ya que en ningún momento se prueba.

Descubre más sobre ¿Qué es la cala del jamón?

Si el jamón está blando o poco curado cuando llega a nuestras manos, puede deberse a varias razones. Una de las más comunes es la incorrecta temperatura a la que se cura la pieza. Si la temperatura es muy alta durante ese proceso de curación, la carne acabará por quedarse blanda. Sin embargo, si la temperatura es más alta, el jamón irá obteniendo esa dureza propia de un periodo de maduración óptimo.

Conseguir una pieza de jamón perfecta es muy difícil, solo los maestros jamoneros tras muchos años de experiencia lo consiguen. Y es por ello por lo que grandes marcas como 5 Jotas o Joselito tienen detrás un reconocimiento tan grande.

¿Cómo curar un jamón crudo en casa?

Y después de esta breve explicación para entender el contexto, vamos con la pregunta del millón: ¿qué hacer con un jamón blando o poco curado? Lo cierto es que la maduración o curación de una pieza de jamón en casa es complicada, os mentiríamos si os dijéramos otra cosa. La pieza puede llegar a mejorar si se siguen una serie de recomendaciones, pero nunca se conseguirá una curación total. No obstante, existen una serie de recomendaciones que pueden ayudar.

Colocar el jamón en un lugar fresco y seco

Busca una habitación de la casa que sea fresca, seca y que no reciba rayos del sol directos, ya que sería perjudicial para el proceso de maduración de la pieza porque aumentaría su temperatura. También evita que haya corrientes de aire. Una de las mejores opciones sería un sótano ya que cumple con todas las condiciones, y es lo más parecido a las bodegas donde se curan los jamones.

Otra recomendación es que el lugar se mantenga oscuro durante la mayor parte del tiempo ya que mejorará considerablemente el aspecto de la pieza al no recibir los dañinos rayos solares que aumentarían la temperatura de la pieza.

Colgar el jamón por la pezuña

Debes colgar el jamón de la pezuña, tal y como hacen en las bodegas, eso garantiza que se «airee» por todas las zonas.

Eliminar los envoltorios

Elimina cualquier envoltorio de la pieza para que respire y facilitar así el proceso de curación. Este es un punto fundamental ya que si conservamos los envoltorios, la pieza continuará blanda y sin curar, a pesar de que sigamos el resto de recomendaciones.

No obstante, y para proteger la carne del jamón, puedes cubrirla con un paño o malla de algodón que permite la transpiración de la pieza pero también evita que cualquier insecto se pueda posar sobre ella.

Siguiendo todos estos consejos, es posible que en un par de meses la pieza se haya acabado de madurar, pero el resultado nunca será el mismo que el de una pieza curada en condiciones adecuadas.

¿Cómo conservar un jamón abierto en el jamonero?

No obstante, y para evitar este tiempo de contratiempos, siempre es recomendable acudir a marcas que nos ofrezcan productos ibéricos de garantía, que cuentan al 100% con controles de calidad que supervisan cada pieza, como los que puedes comprar en nuestra tienda.

Si quieres disfrutar del mejor jamón ibérico, en nuestra web Jamón Puro Bellota puedes comprar jamón ibérico y de bellota online al mejor precio.Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *