¿Cómo se hacen los vinos de hielo?

El vino se ha convertido en la mejor bebida para maridar con un buen plato de jamón ibérico, y es que los sabores y los matices de ambos se enriquecen mutuamente hasta conseguir la «perfección».

Fuente: Merca2

Si te gusta el vino, probablemente hayas escuchado alguna vez hablar de los vinos de hielo ya que esconden una historia muy curiosa y su producción se aleja de los métodos tradicionales. ¿Quieres conocer qué son los vinos de hielo y cómo se hacen? ¡Te lo contamos!

¿Qué es el vino de hielo?

Como su propio nombre indica, el vino de hielo se elabora con uvas que se vendimian bajo condiciones climáticas muy específicas que no ocurren todos los años, y siempre cumpliendo con los más estrictos estándares de calidad. Las uvas necesitan vendimiarse en ambientes muy fríos donde el hielo es la principal característica.

El origen se encuentra en Alemania, de hecho allí se conocen como «eiswine» y su popularidad hizo que poco a poco se fueran conociendo en todo el mundo.

¿Cómo son los vinos de hielo?

El resultado de esta vendimia es un vino muy dulce, sabroso y con aromas profundos, aunque suaves y con un nivel de acidez intenso. Las temperaturas tan bajas consiguen finalmente vinos extremadamente dulces y de gran calidad.

En cuanto a las uvas que se emplean, normalmente suelen ser blancas, aunque también se encuentran tintas, en según qué partes del mundo. Para conseguir los vinos de hielo no es tan importante la variedad de la uva, sino el tipo de viticultura y vinificación que es muy concreto y solamente se puede dar en ciertas partes del mundo donde las condiciones climáticas sean favorables.

Generalmente esa temperatura ambiente debe estar entre los 7 y 8 grados bajo cero, pero nunca por debajo de los -13º, ya que se pasaría de congelado a solidificado, circunstancia que haría imposible elaborar cualquier vino.

Maridaje perfecto del jamón ibérico de bellota y el vino

¿Cómo se hacen los vinos de hielo?

El hielo es la clave del éxito de este tipo de vinos. Las uvas se vendimian a mano y deben estar en estado de congelación en el racimo y, además, prensadas con los cristales de hielo. Esta situación es la que provoca que los azúcares y ácidos se concentren gracias a la deshidratación, de ahí a que el resultado sean vinos muy dulces y con un nivel de acidez importante.

Sean vinos de hielo o vinos tradicionales, una de las mejores formas de disfrutar del jamón ibérico es con una copa de buen vino al lado. ¡Consigue los ingredientes para una cena perfecta en nuestra web! En Jamón Puro Bellota, tu tienda de jamón ibérico y de bellota online, puedes comprar jamón online al mejor precio y también vinos y cavas Codorniu para maridar.

¡Te esperamos! Y recuerda que hacemos envíos internacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *