Siendo muy famoso en nuestro país, el chorizo ibérico es un embutido de larga tradición y que puede combinarse con multitud de alimentos. Así, podemos comerlo desde con los alimentos más sencillos, como con pan, hasta con los platos más contundentes y elaborados de la cocina castellana. Además, no es tan difícil como parece hacer chorizo ibérico, y en las matanzas se sigue elaborando de forma artesanal.