El jamón serrano es un alimento obtenido a partir de la salazón y secado al aire de las patas traseras del cerdo. Este mismo producto recibe también el nombre de paleta o paletilla cuando se obtiene de las patas delanteras. El jamón serrano se contrapone al jamón cocido, también llamado jamón de York o "jamón dulce". Se llama serrano por la costumbre de curar el jamón en parajes altos de las sierras, donde las bajas temperaturas facilitan la curación.

Disfruta comiendo un buen jamón serrano, cómpralo en Jamón Puro Bellota. Tenemos los mejores jamones, con alta calidad a precios muy especiales. Nuestros jamones serranos son de las mejores marcas, para deleitar a los paladares más exigentes. Gracias a nuestros estupendos jamones serranos, podrás preparar estupendas recetas con el mejor sabor.

Comprar jamón serrano online

En Jamón Puro Bellota tenemos la mejor selección de Jamones Serranos al mejor precio. La calidad suprema de los mejores jamones serranos está al alcance de cualquier bolsillo y podrás comprar el tuyo sin hacer grandes gastos. Si buscas un buen jamón serrano sin aditivos, conservantes, colorantes ni sustancias artificiales, los mejores son nuestros jamones serranos, que podrás comprar en nuestra tienda online, jamonpurobellota.com

El jamón serrano es el producto más famoso de nuestra gastronomía. Es mundialmente conocido y valorado a nivel internacional. El jamón serrano cuenta con miles de años de antigüedad y a pesar del paso de los años sigue teniendo éxito, en parte a su sabor y a todos los aportes beneficiosos para nuestra salud, ya que nos aporta vitaminas  del gripo B y B6 y minerales como el calcio, fósforo, zinc y magnesio. Además es un alimento muy recomendado para dietas hipocalóricas.

Los jamones serranos proceden de los cerdos de raza banca, y durante su crianza han sido nutridos con cereales. El proceso de curación de un jamón serrano abarca entre 12 y 16 meses y su proceso de elaboración es 100% natural.

¿Cómo consumir jamón serrano?

Para comer y disfrutar del mejor jamón serrano hay que tener en cuenta algunos aspectos para poder hacerlo en las mejores condiciones posibles. Uno de los puntos y factores más importantes es la temperatura del producto, que debe encontrarse entre los 20º y 25º . Esto es importante para que el jamón serrano conserve todas sus propiedades organolépticas, su textura, sabor y aroma. Además estas temperaturas benefician a la grasa, que la hace estar en el punto perfecto para mezclarse con la carne o el magro, y darla mayor jugosidad. 

Por regla general, el jamón suele servirse en lonchas. Pero es importante cortarlas bien para no perder en calidad. Por supuesto, es mucho mejor cortarlo a mano que a máquina. El motivo de ello está relacionado con el roce mecánico de la carne con el filo de la cuchilla o cuchillo. Además la temperatura de la cuchilla de la máquina de corte, altera el sabor del jamón y provoca la perdida de nutrientes.